Archivo de la etiqueta: Pinar

Soportújar: subida al pico Alegas

6 Octubre 2018

Tras varios fines de semana de hacer cositas, se me presenta la ocasión de darme un poco de caña: decido desplazarme hasta el valle del Río Chico, en Soportújar, con idea de remontarlo hasta su punto más alto: el Pico de las Alegas (2.711m). Suele abordarse desde Puente Palo, pero me apetece recorrer la vereda que -entre pinos, encinas y robles- recorre la ladera por debajo de ese lugar, así que comenzaré desde la casilla forestal de Soportújar, a unos 1.300 m de altitud. Entre una cosa y otra, al final el GPS me dará unos 1.500 m de ascensión, lo que me deja satisfecho (y, de hecho, sorprendido de acabar bastante entero, lo que muestra que es una ascensión sabiamente graduada, a condición de tomársela al ritmo adecuado).

Sigue leyendo

Anuncios

Collado de Martín-Collado del Pino

13 Octubre 2018

En otra ocasión describí la cómoda vereda que une los collados de Martín -entre el Trevenque y la Loma de Dílar- y el de Matas Verdes. Ya entonces tuve la impresión de que no sería difícil tomar un curso algo más alto, para salir directamente al Collado del Pino (no el de los Alayos, sino el del mismo nombre al pie del Cerro del Mirador, en la vereda que lleva desde la Cortijuela a Pradollano). De esa pesquisa sale la ruta de hoy, que es un recorrido mañanero y poco exigente, pero puede servir para continuar hacia Pradollano o la Loma de Dílar si ese fuera nuestro empeño.

Sigue leyendo

Carbonales-Sarguillas-Pararrayos

21 Abril 2018

Salgo en compañía de Bruno para hacer lo que acaba convirtiéndose en una montaña rusa: mi idea era llegarme al cortijo de Carbonales, en la parte de la Sierra de Huétor que queda al Este de la A-92, y explorar la umbría de la cuerda del Sabinal-Las Sarguillas; pero caminos propicios me llevaron a coronar las tres sierras que, paralelas entre sí, dominan la zona: cerro de Carboneras-La Mina, Cuerda de las Sarguillas y, de postre inesperado, el Cerro del Pararrayos, una de las grandes alturas del Parque Natural. Os cuento.

Sigue leyendo

Alacranes-Perdiñel

11 febrero 2018

Tras las últimas aproximaciones a los pinares de los Alacranes desde el Aguas Blancas y desde el Barranco del Tintín, acabo haciendo una ruta comme il faut por la zona, culminando en el Cerro Perdiñel, a modo de compendio de todo lo descubierto en esta hermosa y poco transitada zona al este del pantano de Quéntar. Un entretenido subeybaja por cuatro valles y tres cerros, con la nieve como feliz acompañante.

Sigue leyendo

Del Tintín al Payoyo

3 Febrero 2018

Por fin los astros se alinearon para realizar una ruta que tenía en mente desde hace unos meses: salir desde el Barranco del Tintín, al este del pantano de Quéntar, para cruzar el Arroyo Padules y visitar el Barranco de Prado Payoyo y los Cortijos de la Cueva (Alto y Bajo), en la solana del Cerro de los Alacranes. No fue completa, porque la falta de tiempo nos impidió llegar al Cortijo de los Alacranes, pero a cambio tuvimos el día perfecto, con la nieve justa en las umbrías como para matar el gusanillo, y un sol radiante que compensó la temperatura fresca, resultando ideal para andar…

Sigue leyendo

Variaciones sobre San Jerónimo

La umbría del Monachil a la altura del Convento de San Jerónimo atesora excepcionales valores paisajísticos, botánicos y geológicos, que merecen más de una visita reposada. No en vano su parte este alberga la Dehesa de San Jerónimo, paraíso de vacas, ejemplo cimero de los robledales -y acerales- serranos. Pero no es menor el interés de su parte oeste, ocupada por el muy desconocido Barranco del Espinar, que arranca justo desde el collado de Matas Verdes. Dado que hablamos de la zona de contacto entre el cinturón calizo y el núcleo silíceo de Sierra Nevada, un recorrido transversal nos permite disfrutar de una instructiva variedad de terrenos y formaciones vegetales.

Sigue leyendo

El Gallego de Aldeire

caratula-gallego

9 Octubre 2016

Como el calor no se acaba de ir y las lluvias no acaban de llegar, pero el otoño continúa su marcha imperturbable, se imponía buscar un fondo de barranco sombreado pero practicable. Me acordé entonces de que, en mi metódico escaneo de los valles del Marquesado, se me había quedado sin visitar uno de los barrancos de Aldeire, tributario del Arroyo Benéjar, al que se une aguas abajo del pueblo: el Barranco del Gallego, que había despertado mi imaginación hace tiempo al ver sus vistosos tajos desde las alturas del Sulayr. Así que allá que fuimos, pocos pero buenos…

Sigue leyendo

Lanteira. El Río del Barrio

Caratula-Barrio

4 Octubre 2015

Lanteira está flanqueada por dos ríos: el del Pueblo, al oeste, y el del Barrio al este. Ya habíamos remontado el Río del Pueblo  y habíamos descendido por la loma para salir al tramo inferior del Río del Barrio. Se me había metido en la cabeza hacer el círculo recorriendo los dos valles en todo el tramo que va desde el pueblo al carril principal del Marquesado. Es lo que intentamos el domingo día 4. No llegamos a completarlo porque el tiempo se nos echó encima y volvimos a descender por la loma. Pero en esta ocasión habíamos empezado por el del Barrio, así que, aunque en días distintos, el círculo se ha cerrado…

Sigue leyendo

Collado Martín-Collado de Matas Verdes

Caratula-Cortijuela

31 Mayo 2015

Tiempo ha que especulaba sobre la posibilidad -que se me antojaba necesidad– de que hubiera una vereda que recorriera la parte baja de la Loma de Dílar -o de Los Panaderos-, entre el Collado de Martín donde el Trevenque se apoya en la loma, y que da paso al valle del Dílar, y el de Matas Verdes, que se asoma al Monachil por encima de la Cortijuela. La idea era recorrer el carril que lleva desde la Cortijuela a Collado Martín, y desde allí buscar el paso para volver a Matas Verdes sin perder ni ganar altura. Hay que decir que, de nuevo, el resultado de la exploración superó mis más locas esperanzas…

Sigue leyendo

Casablanca-La Alberquilla

Caratula-Alberquilla

7 Diciembre 2014

Continuando nuestra exhaustiva circunvalación de la Sierra Sur de Jaén, en busca de rutas de acceso por los diversos pueblos que la rodean, le tocó el turno el pasado puente de la Inmaculada a Campillo de Arenas, desde donde una modesta carretera accede a la conocida cortijada de Casablanca, puerta inmejorable para el sector central de la Sierra y el valle del Valdearazo, en el tramo que antecede al Cañón de Pitillos y el Quiebrajano.

Sigue leyendo