Archivo de la etiqueta: Cerro del Mirador

Una de arces (granatenses en Sierra Nevada)

19 Octubre 2019

El arce  granadino (Acer opalus granatensis) es un representante autóctono del género Acer en las tierras del sur y este de la Península y en el Magreb. En Sierra Nevada se localizan algunas de sus más extensas poblaciones, por lo que es casi un símbolo de nuestra montaña, en la que se extiende entre los 1.400 y los 2.000m de altitud, ocupando con frecuencia la franja de mayor altitud del piso supramediterráneo. De hoja pequeña, con cinco lóbulos no excesivamente marcados, su fruto es una disámara cuyas dos alas forman un ángulo generalmente agudo. Su porte no llega a competir con los grandes arces europeos o americanos, estando entre el del arce campestre y el más pequeño arce de Montpellier. Con todo, en zonas como el Camarate o la Dehesa de San Jerónimo pueden encontrarse ejemplares que superan cómodamente los 10m de altura. Gusta preferentemente de terrenos calizos, frecuentemente a la sombra de cantiles rocosos y canchales, con humedad suficiente, y se rodea de robles, mostajos, cerezos, agracejos o majuelos.

Sigue leyendo

Collado de Martín-Collado del Pino

13 Octubre 2018

En otra ocasión describí la cómoda vereda que une los collados de Martín -entre el Trevenque y la Loma de Dílar- y el de Matas Verdes. Ya entonces tuve la impresión de que no sería difícil tomar un curso algo más alto, para salir directamente al Collado del Pino (no el de los Alayos, sino el del mismo nombre al pie del Cerro del Mirador, en la vereda que lleva desde la Cortijuela a Pradollano). De esa pesquisa sale la ruta de hoy, que es un recorrido mañanero y poco exigente, pero puede servir para continuar hacia Pradollano o la Loma de Dílar si ese fuera nuestro empeño.

Sigue leyendo

Variaciones sobre San Jerónimo

La umbría del Monachil a la altura del Convento de San Jerónimo atesora excepcionales valores paisajísticos, botánicos y geológicos, que merecen más de una visita reposada. No en vano su parte este alberga la Dehesa de San Jerónimo, paraíso de vacas, ejemplo cimero de los robledales -y acerales- serranos. Pero no es menor el interés de su parte oeste, ocupada por el muy desconocido Barranco del Espinar, que arranca justo desde el collado de Matas Verdes. Dado que hablamos de la zona de contacto entre el cinturón calizo y el núcleo silíceo de Sierra Nevada, un recorrido transversal nos permite disfrutar de una instructiva variedad de terrenos y formaciones vegetales.

Sigue leyendo

Barranco de las Víboras

7 Octubre 2017

El Puerto de la Mora queda cerrado al Oeste por un conjunto de cerros que vienen a constituir el centro geográfico del Parque Natural de la Sierra de Huétor Santillán: Cerro de los Pollos, de las Víboras y Alto del Mirador y Tajos del Buitre al Sur, con la alargada cresta de La Mora al Norte. Entre todos ellos discurre una depresión o llano elevado, la Majada del Arroyo, de la que se desgajan el Barranco de la Mora -con su fuente- al Este, y el Polvorite, cuya fuente aporta las primeras aguas del Darro, hacia el Oeste. Dicho arroyo del Polvorite ha venido a prestar su nombre a toda esa umbría, y por sus faldas transita el sendero señalizado de la Cañada del Sereno, que no llega a remontar entero el arroyo, pues gira al Oeste y hacia abajo desde las faldas del Cerro del Muerto para continuar por un carril en el fondo del valle. Dicho carril, de tomarlo hacia la derecha, pasa bajo el Collado del Cigarrón y luego trepa hasta la Majada, con desvío hacia La Mora. Ese es el acceso más usado para llegar a estos parajes, aunque supone un rodeo importante. Existe, sin embargo, un acceso directo desde el sur, que puede abreviarnos la subida a los cerros, o constituir una conveniente ruta de vuelta a la zona de los Peñoncillos. Esta entrada describe dicha alternativa.

Sigue leyendo