Al río Bacal desde los Prados de Lopera

Caratula-Corzola

Realmente esta excursión iba a ser “al Cebollón por el Arroyo de las Culebras”, pues queríamos entrar con el coche desde Los Prados de Lopera hasta casi el puente de la Monticana y bajar al Río Cebollón… pero el carril de la Cuesta de Las Pulgas estaba cerrado hasta el 15 de Octubre, y la marcha de aproximación era más larga que todo el meollo. Hubo que improvisar, y decidí repetir la bajada a Córzola y un tramo del Bacal (o Río Grande de Jayena), que habíamos hecho con Lou hace tiempo, pero en sentido inverso…

Así que bajaríamos por la mencionada Cuesta de las Pulgas y subiríamos por el carril de Córzola. Para llegar al punto de inicio habíamos entrado en los Llanos de Lopera desde la carretera de la Cabra Montés, tomando el carril con cancela siempre abierta que deja la granja escuela de Huerto Alegre a la derecha.

Pasamos luego el Cortijo, y más allá el carril continúa entre el bosque y los campos…

…donde una nutrida manada de caballos nos ve pasar…

…donde una nutrida manada de caballos nos ve pasar…

…hasta llegar a un colladito, ventana sobre la Almijara, desde donde sale un carril a la izquierda (un poco antes del famoso Pino de las Cinco Ramas). Este es el inicio de la Cuesta de las Pulgas, y ahí comenzamos a andar:

Los primeros metros de camino, antes de la barrera para vehículos.

Los primeros metros de camino, antes de la barrera para vehículos.

Este carril es el que nos internaría en el corazón de la Sierra (Cortijo Almijara, Navachica, Monticana…), pero lo dejaremos pronto. Bajamos con él rodeando las estribaciones del Pico de Lopera hasta que toma rumbo sur paralelo al Arroyo de la Almijara. En ese punto arranca hacia la derecha el que lleva -arroyo abajo- hacia Córzola. Fue amplio y despejado; hoy en desuso, ya no es practicable en coche. De hecho, hay que mirar dos veces para reconocerlo bajo la maleza que empieza a cubrirlo. Una vez en él, sin embargo, es una senda muy cómoda:

Aquí ya cerca del arroyo. Las laderas que sufrieron el penúltimo incendio se van cubriendo poco a poco de pinos.

Aquí ya cerca del arroyo. Las laderas que sufrieron el penúltimo incendio se van cubriendo poco a poco de pinos.

El Arroyo de la Almijara lleva agua. No siempre sucede, pero en esta ocasión hubiera sido un problema de no haber venido pertrechados para la ocasión:

Pues cruza insolentemente el camino. Los chicos no necesitaban más para calzarse el calzado de agua. El resto esperaremos un poco, tras cruzarlo de una u otra manera.

Pues cruza insolentemente el camino. Los chicos no necesitaban más para calzarse el calzado de agua. El resto esperaremos un poco, tras cruzarlo de una u otra manera.

Un poco más abajo, hace un amplio meandro en torno a unas vistosas rocas.

Un poco más abajo, hace un amplio meandro en torno a unas vistosas rocas.

Todo el borde del arroyo está cuajado de moras, y nos ponemos como su nombre indica…

Todo el borde del arroyo está cuajado de moras, y nos ponemos como su nombre indica…

En un soto verdeante de hierba alta, Lucas descubre esta preciosidad. Consultado luego el amigo Celso, que sabe de esto, se trata de Coprinus comatus, bella seta comestible cuando blanca, no cuando ya se le ennegrece la falda. Allí quedaron.

En un soto verdeante de hierba alta, Lucas descubre esta preciosidad (y otras). Consultado luego el amigo Celso, que sabe de esto, se trataba de Coprinus comatus, bella seta comestible cuando blanca, no cuando ya se le ennegrece la falda. Allí quedaron.

Lo cierto es que el terreno parece bastante fresco y por momentos verdeante. Se nota que ha llovido aquí más que en Granada.

Por fin llegamos a  un llano en que nuestro carril se vivide en tres: uno, a la izquierda, cruza el arroyo y busca al sur del Llano de Córzola el Arroyo de las Golondrinas; el de la derecha es el que viene de arriba y nos servirá para la vuelta; de momento tomamos el del centro, que progresa por la derecha del arroyo, entre buenos pinos, hasta el Llano de Córzola.

Llano y alameda de Córzola. Según entramos en el llano, el arroyo de la Almijara nos queda a la izquierda -por donde se le une el de Las Golondrinas- y ya convertido en el río Bacal rodea el llano y nos vuelve a salir al paso en su extremo, donde el carril lo cruza para proseguir por la margen izquierda.

Llano y alameda de Córzola. Según entramos en el llano, el arroyo de la Almijara nos queda a la izquierda -por donde se le une el de Las Golondrinas- y ya convertido en el río Bacal rodea el llano y nos vuelve a salir al paso en su extremo, donde el carril lo vadea para proseguir por la margen izquierda.

El recién nacido Bacal desde el vado.

El recién nacido Bacal desde el vado.

Chapoteamos un momento en el río antes de seguir por el camino, que proseguirá su ruta ascendiendo por la umbría de Córzola. Nosotros vamos a abandonarlo a unos 500m del Llano, donde sale por la derecha la vereda que sigue todo el curso del Bacal. Un pintoresco pino doblado sobre la senda parece enmarcarnos el camino correcto. Pero abandonaremos la vereda a su vez cuando cruza el río…

…y seguiremos por su cauce…

…y seguiremos por su cauce…

…pues es más fácil llegar por ahí a nuestro objetivo inmediato: la Poza Romance, unos 100m río abajo.

La cascada de la poza, que salva un abrupto escalón en los estratos calizos antes de remansarse debajo.

La cascada de la poza, que salva un abrupto escalón en los estratos calizos antes de remansarse debajo.

El problema es que encontramos la poza colonizada por una pequeña multitud excursionista -lo que me ha impedido explayarme con fotos de conjunto-. Un chapuzón de peques y no tan peques, y decidimos seguir río abajo.

La poza desde arriba, por donde escapamos para  coger la vereda algo más arriba. Comparad esta foto con la siguiente.

La poza desde las rocas por donde escapamos para coger la vereda algo más arriba. Comparad esta foto con la siguiente.

Esta es la poza en 2010, después de las lluvias torrenciales que la colmataron casi por completo de sedimento. Vemos con placer que se ha vuelto a ahondar un poco, conforme el río vuelve a desmontar poco a poco lo que montó en un momento.

Esta es la poza en 2010, después de las lluvias torrenciales que la colmataron casi por completo de sedimento. Vemos con placer que se ha vuelto a ahondar un poco, conforme el río vuelve a desmontar poco a poco lo que montó en un momento.

Encontrada la vereda, la seguimos río abajo unos 200m, primero a cierta altura, luego de nuevo junto al agua…

No deja de ofrecer buenos momentos (aquí mirando río arriba).

No deja de ofrecer buenos momentos (aquí mirando río arriba).

Llegamos entonces a un llano un poco enmarañado. La vereda sigue por la margen derecha, entre pinos, pero nosotros bajamos al río -como buenamente podemos-, pues recuerdo que del otro lado había espacios abiertos donde poder comer.

Encontramos por fin una playa pedregosa donde comemos y descansamos (menos los niños, que combaten contra imaginarios enemigos entre bocado y bocado). Luego emprendemos la vuelta, en principio por el mismo camino que nos trajo hasta aquí.

La vereda sobre el río, ahora subiendo hacia la Poza Romance.

La vereda sobre el río, ahora subiendo hacia la Poza Romance.

Al cruzar una torrentera justo antes de la poza salimos del camino por la derecha, para un último chapuzón, ya sin público:

Desde aquí se comprueba que ha recuperado parte de su volumen habitual.

Desde aquí se comprueba que ha recuperado parte de su volumen habitual.

El tiempo comienza a apremiarnos, y achuchamos a la tropa río arriba, hasta el punto donde reencontramos la vereda cuando cruza el agua.

Entre los pinos asoma el eucaliptal que sorprendentemente han dejado desarrollarse en mitad de este parque natural. ¿Cuándo y cómo -y quién- tuvo esa idea?

Río arriba, entre los pinos asoma el eucaliptal que sorprendentemente han dejado desarrollarse en mitad de este parque natural. ¿Cuándo y cómo -y quién- tuvo esa idea?

En unos minutos estamos llegando de nuevo al llano de Córzola. Antes de dejar definitivamente el agua, procede tomar la foto oficial:

Pródiga en contraluces, refleja muy bien las delicias del paraje.

Pródiga en contraluces, refleja muy bien las delicias del paraje.

Atravesamos de nuevo el Llano de Córzola. El cortijo queda en la loma de la izquierda, no muy arriba por la zona despejada que es en realidad un cortafuegos. Podría atajarse por ahí, pero es tan pendiente que no merece la pena, como lo sería en bajada. Así que seguiremos el carril…

…desandando el que hicimos a la ida, por la pinada más madura de los contornos…

…desandando lo que hicimos a la ida, por la pinada más madura de los contornos…

…hasta llegar al llano de la trifurcación, (al fondo en esta foto), donde ahora giramos 180 grados para tomar el que asciende.

…hasta llegar al llano de la trifurcación, (al fondo en esta foto), donde ahora giramos 180 grados para tomar este carril que asciende.

Estamos en el carril que pasa por el Cortijo de Córzola. Arranca desde el principal de Los Prados a Jayena, a 1,5 km del Pino de las Cinco Ramas, y baja caracoleando hasta aquí. Nosotros lo subiremos, en aplicación del primer principio de la termodinámica excursionista: “todo lo que bajas tienes que subir”.

La primera estación es el Cortijo de Córzola, enclavado en un amplio llano abierto  a los montes de alrededor…

La primera estación es el propio Cortijo de Córzola, enclavado en un amplio llano abierto a los montes de alrededor…

…como puede verse. Siendo solana, el esparto y los piornos aportan una nota estilosa al paisaje.

…como puede verse. Siendo solana, el esparto y los piornos aportan una nota estilosa al paisaje.

… y acompañado de robustos pinos piñoneros (Pinus pinea), cuyos piñones buscamos afanosamente, aunque con magro resultado.

En torno al claro se yerguen robustos pinos piñoneros (Pinus pinea), cuyos piñones buscamos afanosamente, aunque con magro resultado.

La subida no es demasiado empinada, pero sí sostenida, lo que apaga un tanto el entusiasmo de la chiquillería (hay que aprender a convivir con el esfuerzo, no todo va a ser coser y bajar).

Como compensación, nos va dando crecientes perspectivas de la sierra.

Como compensación, nos va dando crecientes perspectivas de la sierra. Al fondo a la derecha asoma el Lucero -o Raspón de Los Moriscos-; en el centro, Piedra Sillada.

He incluido aquí esta foto de hace un par de temporadas. Es un poco más arriba por el camino, y ofrece una perspectiva de conjunto del Cortijo y el llano con las alamedas más abajo.

Incluyo aquí esta foto de hace un par de temporadas. Es un poco más arriba por el camino, y ofrece una perspectiva de conjunto del Cortijo y el llano con las alamedas más abajo.

Antes de la última revuelta a derecha, nos despedimos del valle del Bacal, que sigue su curso hacia el Pantano de Los Bermejales.

Antes de la última revuelta a derecha, nos despedimos del valle del Bacal, que sigue su curso hacia el Pantano de Los Bermejales.

Llegamos por fin al carril principal, que tomamos hacia la derecha hasta el collado del Pino de las Cinco Ramas y el inicio de la Cuesta de las Pulgas.

Las sombras de la tarde caligrafían los Llanos de Lopera, todavía por verdear.

Las sombras de la tarde caligrafían los Llanos de Lopera, todavía por verdear. Al fondo, Sierra Nevada, pudorosa sin su hábito nevado, se parapeta tras los pinos.

Del otro lado, la Almijara nos dice a dios: Cabañeros, Piedra Sillada, Salto del Caballo, Lucero y Malas Camas se han alineado para la foto…

Del otro lado, la Almijara nos dice a dios: Cabañeros, Piedra Sillada, Salto del Caballo, Lucero y Malas Camas se han alineado para la foto…

Recogemos, pues, los vehículos -y a algunos rezagados que todavía venían por el camino- y emprendemos la vuelta. Cansados, sí, pero que nos quiten lo bañado. Agur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s