Río Monachil desde los Prados de las Yeguas

25 de Agosto 2022

Una pieza más en el complejo puzle que es el Río Monachil. Si hace poco bajaba al río desde la Hoya de Pedraza, en esta ocasión comencé desde los Prados de las Yeguas. Ya tengo estudiadas y publicadas un par de conexiones entre estos hermosos prados, a la vera de la carretera a Pradollano (nada que ver con la Laguna de las Yeguas) y el río. En la entrada que he vinculado hace un momento bajaba por la vaguada al Oeste de los prados. En esta otra se detalla el acceso por el borde Este. Dicho borde sigue un barranco cuyo nombre ignoro, pero que llamaré de Fuente Alta, pues sus aguas se originan en ese conocido punto, por encima de la carretera. Siempre había sido mi frontera con la terra incognita que se extendía al otro lado, en dirección a Pradollano, loma cubierta de pinos y de aspecto hosco, que prometía más dificultades que satisfacciones. Aun así, encontrándome el otro día al final de los prados y sin propósito definido, me dije: y si… Y sí. Y acabé llegando hasta el río y -mira por dónde- vine a acabar encontrando LA conexión que soñaba en la entrada precedente. Ahí vamos.

Sigue leyendo

Hoya de Pedraza-Río Monachil

11 de Junio 2022

La Dehesa de San Jerónimo es una de mis debilidades, como sabe cualquiera que por ventura siga este blog. Nunca deja de ofrecer nuevas perspectivas y rincones espectaculares. En esta ocasión nos movemos en sus límites, y por la solana, como ya hicimos en otra ocasión. Como aquella vez pasamos relativamente cerca de la Hoya de Pedraza, jardín botánico a la vera de la carretera de Pradollano, me quedé con las ganas de enlazar ambos ámbitos, así que resolví comenzar desde la misma Hoya, convirtiéndola en bisagra entre la alta montaña -por encima de la carretera- y la media, entre los Prados de las Yeguas (que NO son los de la laguna del mismo nombre) y el río Monachil.

Sigue leyendo

Crevinza-Prado Malo-Remonta

4 de Junio 2022

Varias veces hemos visitado los llanos de la Remonta -o Dehesa de Los Llanos- como paso desde Linarejos hacia la Volota, el Cárcabal o el Cortijo de Bierma. Vista desde allí, la loma que asciende hacia las alturas de la sierra siempre me había parecido un cuestarrón poco agraciado, de más sufrir que gozar. Tiene esa loma un primer hito conocido como Prado Malo, seguido por el Cerro de las Calaveras, donde se le une la loma que viene en paralelo por el otro lado del Barranco de Soria, para culminar en Los Catifas, último repunte de la Cuerda del Alguacil antes de entroncar con el Picón de Jeres. Sin pretender agotar las posibilidades de subida, sí se me antojó un día que, en el momento adecuado de la primavera y buscando escapar de los calores al superar los 2.000 m de altitud, podría tener su interés llegar por lo menos a Prado Malo. Y si además lo hacía, no directamente desde La Remonta, sino rodeando por la umbría algo más arbolada donde se ubica el Cortijo de Crevinza, que mira a Lugros, la cosa podría tener su aquél. Y así lo hice.

Sigue leyendo

Cárcabal (y Zujeiro) por la umbría

10 de Marzo 2022

Hace ya unos años, durante un plácido paseo por la umbría del Cárcabal, por encima del Cortijo de Linarejos, aproveché una siesta del personal para subir bosque a través hasta la base de los tajos que rompen la ladera Norte del cerro. Encontré un paraje bravío, de muros y pináculos de piedra emergiendo de una espesura en la que campaban a sus anchas quejigos, encinas, arces y majuelos. Y pude observar trazas de una senda que cruzaba la zona de Este a Oeste ¿de dónde a dónde? me pregunté. Intenté dar respuesta a esa duda no hace mucho, buscando el inicio de esa trocha en las inmediaciones de la entrada a la finca de la Remonta, pero un inicio prometedor acabó en lo que parecía callejón sin salida. Como el que la sigue, la consigue y a la segunda va la vencida, este es el relato de mi éxito final en la empresa. Como la salida lógica de la senda era el collado de las Alberquillas, hubo que rubricarlo subiendo a los dos cerros que flanquean el collado: el propio Cárcabal y su vecino Zujeiro…

Sigue leyendo

Alayos por Prado Seco

26 de Febrero 2022

Al igual que el Cerro Huenes, los Alayos están surcados por innumerables veredas; y donde faltan las veredas, los barrancos y ramblas hacen el avío. En esta ocasión vamos a emplear una de esas alternativas para llegar al corazón del macizo (y de la Sandía), para que no sea todo el Dílar y Rambla Seca. Del lado del Dúrcal, y por el barranco de Prado Seco, tenemos un acceso bien apañao a las cumbres, que nos aportará novedosas perspectivas…

Sigue leyendo

Navachica, entre aulagas y rascaviejas

5 de Febrero 2022

Vale, pues no había subido al Navachica, lo reconozco. Todos tenemos nuestras lagunas. Así que cuando en un paseo poco comprometido, entre los Prados de Lopera y el Cortijo de Cabañeros, dejamos de lado el carril que asciende el Arroyo de la Almijara en dirección al cerro, me dije: pues no parece tan lejos… Así que poco después me decidí a la aventura. Y aventura fue, con cierto toque de thriller; primero porque el día amaneció tontucio, gris y con previsión de lluvias débiles; y segundo porque, fiel a mi inveterada costumbre, había decidido darle una vuelta a la ruta, e investigar cierta loma que aparecía como el ascenso más directo, y que nadie, salvo el ganado, pastores y cazadores, reportaba haber acometido…

Sigue leyendo

Mágina mágica

7 de Diciembre 2021

La Sierra de Mágina es el techo de la provincia de Jaén (Pico Mágina, 2.164m) y la cuarta en altitud de Andalucía. Siendo un macizo calcáreo, representa un interesante ejemplo de modelado kárstico, cuya singularidad estriba en que se desarrolla en altitudes poco habituales, con lo que se mezclan las formas de disolución de las calizas con los rasgos de un clima periglaciar (Aquí está bien explicado). Siento una atracción particular por los paisajes de dolinas, con su contraste entre las rocas blancas y los fondos planos de hierba verde; como además abunda en quejigos, los árboles más tardíos en tomar los colores del otoño, la elección para primeros de Diciembre estaba clara… Si además podía disfrutar de un poco de nieve, tanto mejor.

Sigue leyendo

Umbrías de Lújar (o ¿quién necesita un Camarate?)

26 de Octubre 2021

Bueno, el título de la entrada es un poco provocador, pero quiere reflejar a un tiempo el hartazgo que provoca la imparable masificación de la Dehesa del Camarate, para la que ya hay que reservar entrada en estos días de otoño, y por otro lado el deslumbramiento ante un hermano menor localizado en unos parajes donde no te lo esperas, si juzgamos por la aparente adustez del entorno cercano. Quemada tantas veces como sus vecinas del otro lado del Guadalfeo, la Sierra de Lújar se presenta desde las carreteras que la rodean como un informe domo salpicado de pinillos en dificultoso crecimiento. Por eso sorprende descubrir que sus umbrías, hacia la parte más elevada, albergan uno de los mejor conservados acerales de la provincia…

Sigue leyendo

Río Veleta-Elorrieta

3 de Julio 2021

Desde la subida desde Puente Palo al Pico Alegas , que se configura como una posible puerta de entrada a toda la vertiente sur de la cuerda de los Tajos de la Virgen y del Nevero, le había dado vueltas a la posibilidad de explorar la zona, alta montaña poco transitada pero que imaginaba interesante. Como la subida a Alegas ya es en sí una excursión potente, para ir más arriba se imponía buscar otra vía de acceso. Y como una visita al Río Veleta desde la Carihuela nos había dejado encantados con uno de los valles glaciares más pintureros de la Sierra, resolví hacer la travesía de marras bajando el mencionado Río Veleta y faldeando luego hasta Elorrieta, dispuesto a dejarme sorprender por la serie de arroyos y borreguiles que se ubican entre uno y otro punto. Esta es la historia…

Sigue leyendo

Chamizo desde Pindongos

19 de Mayo 2021

Las sierras del Jobo y Camarolos son de lo más hermoso que pueda visitarse en primavera, como queda claro para los lectores habituales del blog en esta y esta entradas. Pero también ofrecen, para escaladores y cabras en general, el reto de un conjunto de tajos y picachos inverosímiles donde probar las fuerzas y la habilidad en terrenos rocosos. A fuer de prudentes, habíamos obviado de momento al rey de la zona: el afamado Pico Chamizo (1.641m); así que, como para celebrar el fin de los confinamientos provinciales, decidí que había que solucionar esa carencia. Fiel a mi talante investigador, decidí hacerlo por una ruta distinta de la habitual (el Mirador del Hondonero), planteando la subida desde el parque de aventura Pindongos, y echándome a la cresta desde el collado entre esa vertiente y la del Hondonero…

Sigue leyendo